Todos por naturaleza somos muy grandes y ya tenemos todo lo que necesitamos para ser felices, lo que nos sucede es que, entre otras cosas, no miramos en la dirección adecuada. Todo el poder lo tenemos en nuestro interior. Seguir leyendo

Artículo publicado en: Salud Terapia.